Sábado, 16 Mayo 2020 17:18

ALIMENTACIÓN EMOCIONAL

Seguro que alguna vez has pasado por una situación que te ha llevado a la nevera o a la cocina a comer algo buscando placer, tranquilidad, desconexión pero que posteriormente te ha hecho sentir culpable, ¿me equivoco? Y, ¿por qué lo hacemos si luego nos hace sentir peor? Esto es lo que se llama alimentación emocional. Desde pequeños, hemos creado un vínculo fuerte de manera inconsciente con la comida, ya que la usamos como herramienta para gestionar nuestras emociones. Cuando un bebé llora, lo primero que se suele hacer es comprobar si tiene hambre, por lo que el bebé, a través de estímulos orales, va creando ese nexo de unión  asociando, seguridad, calma y protección con la comida. Por ese  motivo, cuando vivimos alguna situación de estrés, de incertidumbre, preocupación como estamos viviendo ahora mismo con el confinamiento, lo intentamos resolver por medio de la comida, pero comida insana, porque en ese momento no buscamos la verdura ni la fruta o snacks saludables, vamos a productos ultraprocesados, altamente palatables, es decir, altos en azúcares y grasas, e insanos como pueden ser chocolate, galletas, patatas fritas, etc. 

¿Qué podemos hacer? ¿Tiene solución? Por supuesto que sí, el cerebro se puede reprogramar con alimentos saludables, y hacer que esa sensación de placer, calma y seguridad nos la den los alimentos saludables. ¿Parece imposible verdad? ¡Atentos! Para conseguir gestionar las emociones de forma saludable tenemos que seguir 3 simples pasos:

  1. Primero hay que saber identificar qué sentimiento estamos sintiendo: Miedo, Rabia, Tristeza, Culpa o Vergüenza.

La doctora Herminia Gumá de la Universidad de Barcelona creó el Método EMESET donde muestra el antídoto de cada una de las emociones:

 Situación  Emoción  Acción
 Peligro Miedo Confianza
 Injusticia  Rabia  Expresión
 Pérdida  Tristeza  Consuelo
 Error  Culpa  Aprendizaje
 Juicio  Vergüenza  Perdón

 

Por ejemplo, si estamos viviendo una situación de injusticia que nos provoca rabia, la expresión, el contar lo que nos pasa, baja esa emoción. Esta es una herramienta muy eficaz para gestionar así, las emociones.

  1. Una vez tenemos esta herramienta, donde me dice la acción contra la emoción que siento ¿Cómo actúo? Pregúntate, ¿Por qué sientes eso? ¿Puedes solucionarlo? ¿Hay algo que puedes hacer frente a esa situación que te provoca esa reacción en ti? Piensa en el AQUÍ y AHORA. Si algo tiene solución, resuélvelo, pero si no, no puedes hacer nada, porque lo ocurrido no lo podemos cambiar, así que no pienses en el pasado y sigue adelante.

Hay veces, que si estamos en un pico muy alto de estrés, lo mejor es evadirse, pensar o hacer otra cosa que nos calme y cuando ya nos relajemos abordar ese sentimiento para afrontarlo y conseguir ganarle la batalla.

  1. Y por último , hay ciertos alimentos que pueden ayudarnos a gestionar esas emociones:
  • Verduras y frutas: Brócoli, aguacate, plátano, espinaca cruda, uvas negras, frutas y verduras de color violeta, piña.
  • Pescado azul
  • Frutos secos
  • Legumbres: garbanzos
  • Cacao puro
  • Guindillas
  • Cereales integrales
  • Kéfir
  • Té kombucha

Además, el ejercicio físico va a ayudarnos a abordar esa serie de situaciones, de emociones abriéndonos la mente y observándolas desde otra perspectiva, combatiendo así el estrés y la ansiedad que nos puede producir lo que nos preocupa o afecta. 

Publicado en Novedades
Miércoles, 29 Abril 2020 11:53

10 hábitos saludables para el confinamiento

En estos días de encierro, la gente ha comenzado a preocuparse por su alimentación y aumentar de peso, lo que ha llevado a una demanda de consejos sobre hábitos en estas circunstancias. Pero, realmente, no hay mucha diferencia con lo que se aconsejaba antes del confinamiento. Aquí os presento 10 consejos a tener en cuenta para poder llevar una cuarentena saludable:

  1. ¿Qué compro? Esta respuesta es muy sencilla y debe ser igual con y sin confinamiento. La Agència de Salut Pública de Catalunya (ASPCAT) ha publicado una guía que me parece muy visual y acertada en la que realiza una clasificación de lo que tiene que haber “más” y “menos” en tu alimentación, y lo que debes “cambiar a”. En este caso es lo que debes de tener presente a la hora de realizar la lista de la compra:
  • Más: Consume más frutas, verduras frescas, hortalizas, legumbres y frutos secos naturales. Los que prefieras, no hay mejor ni peor.
  • Cambiar a: cambia alimentos insanos que solías consumir por alimentos de temporada y proximidad. Los refrescos por agua. Las grasas saturadas poco sanas por aceite de oliva. Y cambia hidratos de carbono simples por hidratos de carbono integrales.
  • Menos: Consume menos ultraprocesados, Sal, Azúcar, Carnes rojas y procesadas.
  1. Cocinar, embárcate en el mundo de la cocina. Debido a estas circunstancias, lo único que sobra es tiempo y, ¿por qué no usarlo en la cocina con tu familia descubriendo platos nuevos y saludables? Con esto evitarás comer productos procesados.
  1. Exponerse al sol unos 10-15 minutos, en el balcón, terraza o jardín si tienes la oportunidad. Si no puedes, no hay que preocuparse, por el momento, de la suplementación.                             
  1. Lavar la fruta y verdura fresca. Puedes lavar la fruta y la verdura, con agua, con agua y lejía alimentaría, siempre que luego la enjuagues bien o con agua y bicarbonato.
  1. Evitar el picoteo. Es muy común que el picoteo haya aumentado en estos días debido al aburrimiento y de tener la nevera tan cerca, ¿verdad? Evítalo, entretén tu mente, realiza actividades que siempre has querido hacer y nunca has tenido tiempo.
  1. Mantenerse activo y ocupado. Evita el sedentarismo, haz juegos con tus hijos, con tu familia, baila, canta, ¡muévete!
  1. Realizar ejercicio físico mínimo 30 minutos al día. Hay un sinfín de plataformas y de cuentas en las redes sociales que están haciendo todos los días entrenamientos online. ¡No tienes excusa!
  1. Ser consciente de lo que se come. Apunta lo que comes cada día con un registro. Esto ayudará mucho a que seas realmente consciente de todo lo que comes a lo largo del día. Hazlo, ¡Te sorprenderá!
  1. Planificar lo que tienes que comprar. Es muy importante la planificación de la compra, así evitas comprar cosas que realmente no necesitas y que siempre suelen ser alimentos insanos.
  1. Por último, el consejo que no pararas de escuchar pero que es el más importante de todos en estos momentos. Quédate en casa, pongamos cada uno de nosotros nuestro granito de arena para poder volver a nuestra vida.
Publicado en Novedades

Redes sociales

Blog

acceso blog

trabaja con nosotros

trabaja con nosotros

Horarios

Accede a todos los horarios de nuestras actividades


HORARIOS

Contacto

Teléfono: 96 186 42 54
Email: info@piscinamunicipalalboraya.com

CONTACTO

logo Ayunt Alboraya WEB mini

logo alboraya

Utilizamos Cookies propias y de terceros para realizar análisis de navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Back to top