Piscina Cubierta de Alboraya - Blog piscina cubierta alboraya
Chelo Pedregal

Chelo Pedregal

  • Licenciada en Comunicación Audiovisual
  • Postgrado Wellness, Salud y Deporte en la mujer.

Este mes de agosto Pepe cumple su primer aniversario como socio de la Piscina Cubierta de Alboraya. Su elección no fue azarosa, antes de elegirnos probó hasta cuatro piscinas diferentes, pero las instalaciones y el personal de Alboraya le conquistaron. Los techos altos con las amplias cristaleras y la luminosidad de la piscina, el fácil acceso en coche y a todos los servicios (edificio, vestuarios, piscina, spa y gimnasio), la familiaridad de la sala fitness y el extenso horario de apertura hicieron fácil su elección final. Pero no todo ha sido así de fácil para Pepe en la vida.

Inicios con el medio acuático

A mediados de los años 70 el traumatólogo le aconsejó que nadara, cualquier estilo y cualquier distancia, pero que fuera constante en el ejercicio. Pepe camina con la ayuda de dos muletas y tiene una doble escoliosis, pero es capaz de nadar casi dos horas sin descanso (en ocasiones incluso más).

A los 21 años dejó de nadar una temporada y su salud se resintió; llegando a medicarse para mejorar sus problemas de circulación en las piernas (consecuencia de la polio sufrida de niño). Pepe volvió a nadar, y hoy en día (a pesar de sus dolencias), no necesita medicación alguna y él mismo afirma encontrarse lleno de vitalidad.

Retos a medio y largo plazo

En 2016 Pepe consiguió alcanzar su meta de los 1000 kilómetros nadados. En lo que va de año 2017, ya ha alcanzado los 900 kilómetros y es más que probable que pulverice su record del año pasado: “cada día, cuando vengo a nadar, me apunto en un calendario la distancia nadada. Tengo objetivos semanales, mensuales y el reto anual de pasar de los 1000 kilómetros nadados el año pasado”.

En estos últimos meses Pepe ha venido a entrenar una media de cinco días a la semana y en cada sesión ha permanecido una media de casi dos horas en la instalación. Hay semanas que consigue entrenar más días, pero depende de sus otras obligaciones. Tener apuntados la cantidad de kilómetros nadados y tener objetivos semanales le permiten recuperar los entrenamientos perdidos. De este modo, si una semana puede venir menos días, la siguiente semana los recupera; o si sabe que una semana va a venir menos días, aquellos en los que viene intenta nadar más metros para poder compensar el día perdido sin venir a nadar.

Mantener la motivación

Como Pepe nos cuenta, “es mucho más fácil estar motivado cuando uno practica un ejercicio en compañía, como pueda ser jugar al pádel. Si un día no te apetece entrenar, haces el esfuerzo porque sabes que si no vas, dejarás a tus otros 3 compañeros de pádel tirados. En cambio, la natación es un ejercicio solitario, debes mantenerte motivado a ti mismo; y esto no es siempre fácil.”

Efectivamente, en ocasiones resulta difícil hacerse a la idea de ir al gimnasio o de meterse en el agua, quizás por falta de ganas o por cansancio (mental o físico). Paradójicamente, cuando logramos motivarnos y hacemos ejercicio cuando menos ganas teníamos, la satisfacción al terminar el entrenamiento y el bienestar físico hacen que el esfuerzo inicial haya merecido la pena. “Vienes a nadar sin tener demasiadas ganas, y en cinco minutos ya se te han olvidado todas tus preocupaciones, poco a poco vas haciendo piscinas y sin darte cuenta nadas una hora. Al salir de la ducha te notas revigorizado y lleno de energía; contento, feliz y orgulloso de tu propio esfuerzo”, afirma Pepe.

Además, fueron usuarios como Pepe los que nos ayudaron a ver la falta de plazas de aparcamiento para usuarios con discapacidad. Gracias a sus sugerencias, pudimos trabajar con el Ayuntamiento de Alboraya para que el pasado mes de mayo se facilitaran dos amplias plazas en la calle de la Senda del Aire.

En la Piscina Coberta d’Alboraia nadan hombres y mujeres, de todas las edades y niveles. Según el mismo Pepe, no se trata de “picarse” con el resto de nadadores, sino de ponerse retos y objetivos alcanzables por uno mismo: semanales, mensuales e incluso por sesión, intentando mejorar el tiempo de los 25m.

Llueva, haga viento o un sol desolador, el agua de la piscina se encuentra a la misma temperatura y con las mismas condiciones idóneas para que el nado sea agradable. La natación es un ejercicio muy beneficioso, sin importar el nivel de cada uno/a, se pueden utilizar corchos, palas, aletas o tubo. Nuestro reto puede ser tan pequeño como nadar 4 piscinas por sesión (100m) u 80 piscinas. Pepe recomienda a todo el mundo que le dé una oportunidad a la natación y que, en caso de duda, consulte en la recepción del centro por los diferentes abonos y cursos de natación que existen. “Hay que ser constantes y darle tiempo al cuerpo para que mejore, pero los resultados merecen el esfuerzo, sin lugar a dudas”.

¡Gracias Pepe por elegirnos y por ayudarnos a ser mejores!

Jueves, 05 Mayo 2016 14:11

ENTRENAMIENTO DE FUERZA EN LA MUJER

Una de las barreras más grandes para hacer pesas (además del miedo de desarrollar demasiado los músculos), es el conocimiento.
Entrar en un gimnasio por primera vez puede ser intimidante. Solemos pensar que todos los usuarios allí presentes son expertos y que nos miran. La cosa se complica cuando nos acercamos a la zona de pesas donde la mayoría de los allí presentes son chicos. Aunque sepamos diferenciar entre pesas, kettle bells, barras y máquinas, la siguiente cuestión sería qué hacer con todo ello.
En la piscina cubierta de Alboraya tenemos siempre presente a uno de nuestros entrenadores en la sala de fitness. Antes de comenzar a entrenar te harán un estudio sobre tu condición física a día uno y, dependiendo de los resultados y de tus objetivos, te diseñarán un entrenamiento. Pero ahí no termina nuestro trabajo. Nuestros profesionales, después de diseñar tu plan de ejercicios, te mostrarán cómo y dónde ejecutar cada uno de ellos. El entrenamiento puede modificarse en cualquier momento y, recuerda, siempre habrá alguien en sala para responder a cualquier inquietud que puedas tener.
Entonces, ¿cuánto peso necesito mover?
La forma más rápida y sencilla de comprobar cuánto peso podemos mover es escogiendo un peso que podamos levantar en 8 repeticiones. La octava repetición debería costarnos, tener la sensación de que no podríamos levantar una novena.
Además, como regla general, a mayor sea el músculo, mayor será el peso que debamos mover.
Piernas, glúteos, pecho, espalda + peso
Tríceps, bíceps, abdominales, hombros – peso
¿Con cuánta frecuencia debo entrenar?
Para ver una mejoría en la fuerza y el tono muscular, con 2 o 3 entrenamientos a la semana será suficiente.
Importante: si sigues estos pasos, al cabo de un tiempo deberás aumentar la carga e incluso cambiar los ejercicios del entrenamiento puesto que tus músculos se habrán acostumbrado.

¿CÓMO PUEDO EVITAR LESIONARME?
•    Siempre realiza un calentamiento antes y una vuelta a la calma después del entrenamiento. Puedes probar un calentamiento dinámico. Al finalizar la sesión es aconsejable que estires los grupos musculares grandes: muslos, gemelos, espalda, cuello, hombros,…
•    Ante cualquier duda, consulta con alguno de nuestros entrenadores. Un entrenador personal puede ayudarte a perfeccionar tu técnica para evitar lesiones y mejorar tus resultados.
•    ¡Respira! Asegúrate de respirar adecuadamente. Algunas personas tienden a contener su respiración cuando realizan entrenamientos de fuerza, lo cual puede ser peligroso. Respirar adecuadamente permite que el oxígeno llegue a nuestros músculos, lo que nos dará energía y contribuirá a quemar aquello que nuestro organismo no necesita.
•    Es crucial conocer la técnica. Una técnica inapropiada puede provocar/agravar lesiones musculares y de tejido blando.
•    En resumen:

      •    Dobla las rodillas cuando te agaches para coger peso.
      •    Mantén la columna en posición neutra.
      •    Utiliza los músculos del core para conseguir la estabilidad de la columna vertebral.
      •    Inspira en la parte fácil del movimiento y expira en la parte más dura.
      •    Si la sensación no es de quemazón, sino que sientes un dolor agudo, consulta con nuestros expertos.

“De acuerdo, me habéis convencido sobre la importancia de realizar el entrenamiento de fuerza. ¿Por dónde empiezo?”
ENTRENADOR PERSONAL
Si eres totalmente nuevo (por ejemplo, “¿qué es una sentadilla?”), debes comenzar con un entrenamiento de fuerza con la ayuda y supervisión de un profesional. Los entrenadores diseñarán un entrenamiento a medida que se adapte a tus objetivos y necesidades. Nuestros entrenadores personales son profesionales entusiastas que te ayudarán a familiarizarte con el material y la técnica adecuada para evitar cualquier tipo de lesión.
ACTIVIDADES DIRIGIDAS
Si has realizado ejercicios de fuerza con anterioridad pero te aburres solo o te falta la confianza para entrar en el gimnasio, las clases son una alternativa perfecta. Un instructor cualificado te guiará a lo largo de una serie de ejercicios divertidos en un ambiente de grupo. En todo momento sentirás la motivación y la seguridad de que hay un profesional asegurándose de que lo hagas correctamente.
Las clases de Body Power, CORE, HIIT o Circuit Training, ofrecidas en la Piscina Cubierta de Alboraya, son idóneas para realizar un entrenamiento de fuerza.
Body Power, es la clase en la que trabajarás los grandes grupos musculares con la ayuda de pesas. Sentadillas, remo o curls al ritmo de la música para darle a tus piernas, brazos o tronco un entrenamiento de fuerza completo.
CORE, entrenamiento de 30 minutos de duración diseñado para fortalecer la sección media del cuerpo. La clase utiliza el peso del propio cuerpo, pesas, bandas elásticas,… para mejorar la coordinación y estabilidad central del cuerpo.
HIIT, intenso entrenamiento de 30 minutos donde se realizarán ejercicios interválicos. La finalidad es la de maximizar el tiempo entrenado y acelerar el metabolismo.
Circuit Training es la clase que siempre te sorprenderá. Para cada sesión, el instructor preparará diferentes estaciones en las cuales se realizarán los ejercicios indicados durante el tiempo marcado. Al grito de “cambio” nos moveremos a la siguiente estación y así sucesivamente hasta completar el circuito.

Mucho ánimo y a empezar cuanto antes!!

NUESTRAS HISTORIAS DE ÉXITO…
… Paquita Vicente Palanca
Paquita es una de las personas que se apuntó a la Piscina Coberta d’Alboraia antes incluso de que ésta se inaugurara. Desde entonces ha sido fiel a su cita con el ejercicio siempre que su salud, o la salud de los suyos, se lo ha permitido. De hecho, el año pasado, nos privó de su presencia durante los 7 meses que estuvo de reposo tras su operación de rodilla. Paquita es una persona con la que te sientes a gusto hablando, como si la conocieras de toda la vida. Tiene un carácter alegre y abierto, aunque firme si es necesario; comprensible, siendo madre de cuatro.
Las apariencias engañan. Aquagym es una actividad de bajo impacto (gracias al efecto del agua) pero que puede llegar a ser muy intensa. Paquita, tiene achaques propios de la edad: artrosis, operada de rodilla y del túnel Carpiano, discos vertebrales desgastados,… pero a sus 72 años, Paquita está más tonificada y tiene más fuerza que muchas personas de 50 años que no vienen al centro y que no hacen ningún tipo de ejercicio.
 
A pesar de tener otras obligaciones, ha sabido compaginar tres mañanas de Aquagym con el resto de tareas (comprar, arreglar la casa, cuidar a los nietos,…). Además, se ha organizado las tardes para poder hacer patchwork y clases de cerámica. Se trata de ver el ejercicio como lo que es: una medicación sin químicos. La dosis (en este caso): tres veces por semana en sesiones de 45 minutos.
Según nos cuenta Paquita, su mejora de rodilla post operatorio ha sido espectacular gracias a volver a las clases de Aquagym. Siguiendo las indicaciones del médico, guardó reposo durante más de seis meses pero hubo un momento en que “aquello no mejoraba de ninguna manera”. Decidió apuntarse de nuevo a la Piscina Coberta d’Alboraia y en cuestión de semanas su progreso físico fue notable: “la rodilla ya no me dolía y tampoco se me dormía de noche”.
 
En una misma clase de Aquagym puede haber personas con diferentes habilidades, condición física, edad,… la intensidad y dificultad de cada ejercicio puede adaptarse para cada usuario. En la Piscina Coberta d’Alboraia disponemos de pesas de corcho, churros, muñequeras y tobilleras de peso, boyas,… Los instructores tienen años de experiencia y preparan cada sesión con mucho mimo.
Además, Paquita ha conseguido transmitir su determinación a sus seres queridos. Al principio, su marido venía en muletas y “por acompañarla a ella”. En la actualidad, ambos comparten bienestar porque él se ha convertido en un ávido nadador.
Todas aquellas personas que piensan que es demasiado tarde para ponerse a hacer ejercicio se equivocan, y Paquita es la viva prueba de ello. Ella misma aprendió a nadar a los 45 años, cuando todo el mundo le decía que era “demasiado mayor”. Ahora disfruta de la piscina por partida doble: en las clases de Aquagym y nadando en una de las calles de la piscina. ¡Enhorabuena por tus logros, Paquita!
¡Gracias Paquita por formar parte de nuestra gran familia!

Redes sociales

Blog

acceso blog

trabaja con nosotros

trabaja con nosotros

Horarios

Accede a todos los horarios de nuestras actividades


HORARIOS

Contacto

Teléfono: 96 186 42 54
Email: info@piscinamunicipalalboraya.com

CONTACTO

logo Ayunt Alboraya WEB mini

logo alboraya

Back to top