Piscina Cubierta de Alboraya - Blog piscina cubierta alboraya

Como hemos visto en los anteriores artículos, son múltiples los beneficios psicológicos derivados de la práctica de actividad física, en este articulo abordamos más profundamente dichos beneficios sobre diferentes estados emocionales  que pueden afectar a nuestra salud mental y como hacer de la actividad física algo beneficioso según estados psicológicos.
Una vez analizados los diferentes conceptos y vistos los beneficios generados, pasamos a dar una visión más concreta de los beneficios de la actividad física en diferentes enfermedades, como debe ser la actividad física y de qué manera abordarla.
DEPRESION Y ACTIVIDAD FISICA.
Las estadísticas muestran que un elevado porcentaje de la población sufre en algún momento de su vida de moderados a intermedios estados de depresión, entendida como desesperanza, tristeza, desilusión, baja autoestima y pesimismo.
Algunos autores han identificado una serie de factores que explicarían los efectos antidepresivos y por tanto el bienestar psicológico asociado a la actividad física de tipo aeróbico.  (Sentimientos de maestría, distracción, presencia  de hábitos positivos…)          (Sachs, 1984)
Técnicas para incrementar los efectos antidepresivos de la actividad física:
Siguiendo a (Sime y Berger (1984)) podemos citar:
1.    Realizar actividad física con otras personas
2.    Utilizar recompensas extrínsecas
3.    Informar sobre los beneficios a corto plazo
4.    Anticipar beneficios a largo plazo
5.    Una duración de unos veinte minutos
6.    Registrar los progresos
7.    Considerar el aspecto de diversión
8.    Explorar sentimientos de maestría corporal
9.    Ser realista en las metas planteadas.
ANSIEDAD Y ACTIVIDAD FISICA
Preocupación y ansiedad forman parte de la vida actual, podemos definirla como un estado emocional palpable pero transitorio que se caracteriza por sentimientos de aprehensión junto con actividad excesiva del sistema nervioso autónomo (Spielberg, 1972)
Algunas consideraciones a tener en cuenta acerca de la actividad física en cuadros de ansiedad
Siguiendo a (Sime, 1984) son:
-    Debe hacer la respiración más pesada sin llegar al agotamiento.
-    La duración debería durar de 20 minutos a una hora e incluso más.
-    Se debería realizar actividad física 3 días por semana.
ESTRÉS Y ACTIVIDAD FISICA
El estrés tiene un gran impacto en la salud física y mental.
En este caso se ha abordado la posibilidad del ejercicio como medida protectora de la salud, puesto que reduce la reactividad del organismo ante acontecimientos estresantes de la vida.
En muchos de los estudios realizados (O´leary, 1985) podemos resumir que los sujetos condicionados aeróbicamente utilizan técnicas de enfrentamiento mas efectivas para hacer frente al estrés.
Actividades como andar, correr, montar en bicicleta y nadar se han considerado apropiadas para reducir el estrés (Berger, Owen y Man, 1993).
Según muchos autores, para que el ejercicio sea efectivo reduciendo el estrés ha de ser aeróbico, libre de competición personal, repetitiva y predecible.

CONCLUSIONES:
-    Siendo conscientes  de cómo la actividad física puede beneficiar a nivel psicológico ( además de a nivel físico, que no abordamos en este tema),  ¿Por qué NO VAMOS A ACONSEJARLA?, la misma pregunta se hicieron los médicos y cada vez mas aconsejan la actividad física como tratamiento inicial, en lo que respecta a nuestro papel, como profesionales de la actividad física debemos ser capaces de abordar estos retos que se nos plantea como alternativa a los fármacos y trabajar de una forma responsable ante esto.
-    En la mayoría de ocasiones nos encontramos con barreras o dificultades para poder realizar correctamente esta función que se nos atribuye y se nos exige de mejorar la salud psicológica, debido a la no comunicación entre los profesionales médicos y los profesionales de la actividad física. Falta mucho por hacer, como abrir canales de comunicación para tener un Feed – back entre médicos y entrenadores/monitores.

Podemos ayudaros, preguntad a nuestros técnicos de sala.

Publicado en blog

El estudio de los efectos beneficiosos sobre la salud de la actividad física regular se ha abordado desde distintos campos profesionales, entre ellos la psicología. Los psicólogos del deporte  se han preocupado acerca de los beneficios que presenta sobre la salud la realización de actividad física.
Durante la historia, la sociedad avanza, evoluciona y cambia y con ella cambia notablemente la forma y estilos de vida surgiendo multitud de factores que acaban afectando a nuestra salud.
Aunque no es nueva la idea de que mente y cuerpo funcionan al unísono, hasta hace poco no se ha empezado a estudiar los beneficios psicológicos del ejercicio.
Silva y Weinberg, 1984, argumentaban que si el deporte y el ejercicio contribuyen al mantenimiento de la salud física, igualmente favorecerían la salud mental y por tanto la prevención de sus desÓrdenes...
De todos es sabido que el ejercicio alivia la tensión, favorece la concentración y puede producir una sensación de optimismo. Solo si se practica actividad física de forma regular se puede llegar a obtener ciertas garantías de los posibles beneficios psicológicos.
Si analizamos la actividad física como terapia, decir que, esta utilización de la actividad física como terapia ha llevado a confusiones terminológicas y a creencias erróneas.
Morgan (1969) pensaba que la forma física estaba correlacionada con la psicopatología, puesto que los pacientes psiquiátricos parecían tener menos capacidad aeróbica que los pacientes no hospitalizados
De todos modos la salud mental presenta grados variables de unas personas a otras y de una situación  otra.
Siguiendo a Stephens, 1988, los beneficios psicológicos de la actividad física incluyen: cambios positivos en las auto percepciones y bienestar, mejora de la confianza y la conciencia, cambios positivos en estados emocionales, alivio de la tensión y de los estados como la depresión  y la ansiedad, mejora de la habilidad para enfrentarse a la vida diaria.
Dicha relación positiva entre actividad física y salud mental  ha llevado a los expertos a aconsejar realizar actividad física.
Para poder abordar este tema de una manera empírica vamos a ver  y a desarrollar diferentes conceptos, así como también relacionaremos la actividad física y sus beneficios con dichos conceptos, para delimitar y concretar los beneficios.
Debemos hablar de emociones y estados de ánimo,  de la motivación y adherencia al ejercicio (factor importante a la hora de conseguir los beneficios propuestos), y luego analizaremos como ayuda la actividad física en diferentes alteraciones psicológicas.
Para poder ir concretando  un poco mas estos beneficios  debemos detenernos a analizar las emociones y estados de ánimo y como estas en  cada momento, además de influir en nuestro equilibrio psicológico, pueden sufrir modificaciones mediante a la actividad física.
-Emociones y estados de ánimo:
El termino emoción se asocia a sentimientos subjetivos, placenteros o no, de poca o mucha intensidad y duración y que pueden interferir o no con el comportamiento. Cuando hablamos de emociones hacemos referencia a: miedo, enfado, vergüenza, diversión, pena, alegría…
Existe un consenso generalizado que la actividad física tiene efectos emocionales beneficiosos para hombre y mujeres de todas las edades. El abandono será menor  si mediante la actividad física se evocan experiencias emocionales positivas como diversión, alegría, confianza, entusiasmo, etc.,  en lugar de centrarse únicamente en los beneficios sobre la salud o el resultado psicológicos (Morgan y Goldston, 1987).
El bienestar psicológico hace referencia al grado de felicidad y satisfacción personal. Algunos estudios han concluido que la gente activa físicamente tiene una idea más positiva sobre ellos mismos que los inactivos.
Los estudios realizados ponen de manifiesto los efectos positivos de la realización de actividad física en las percepciones de bienestar de los individuos.
Por otro lado, encontramos la motivación y adherencia al ejercicio, otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de valorar si la actividad física ha obtenido resultados. Según  Gerald kenyon (1968) los motivos que llevan a la gente a hacer actividad física son:
-    Actividad física como experiencia social
-    Actividad física como medio de mantener la salud y mejorar la forma física
-    Actividad física como búsqueda de nuevas sensaciones
-    Actividad física como experiencia estética
-    Actividad física como catarsis ( aliviar tensión y dejar escapar emociones reprimidas)
-    Actividad física como experiencia ascética (entrenamiento duro con afán de alcanzar una meta).
A pesar de los indudables beneficios de la actividad física, la mitad de la gente abandona en los 6 primeros meses.  Las causas más comunes falta de tiempo, enfermedad, perdida de interés.
Permanece, persiste y logra tus objetivos tanto físicos como psicológicos, podemos ayudarte!! :)

Publicado en blog

Redes sociales

Blog

acceso blog

trabaja con nosotros

trabaja con nosotros

Horarios

Accede a todos los horarios de nuestras actividades


HORARIOS

Contacto

Teléfono: 96 186 42 54
Email: info@piscinamunicipalalboraya.com

CONTACTO

logo Ayunt Alboraya WEB mini

logo alboraya

Back to top